Ingredientes:

 
1 falda de cordero sierra de las villuercas
1 pierna de cordero deshuesada y troceada sierra de las villuercas
150 gr de almendras
1 cabeza de ajos
pan cateto "asentao"
Laurel
Clavo
1 cebolla
Caldo de carne
Sal
Pimienta negra molida
Aceite de oliva virgen extra
 
Comenzamos friendo las almendras junto con los ajos y el pan. Reservamos sobre papel de cocina para quitar el exceso de grasa.
 
 
En una cacerola amplia rehogamos el cordero salpimentado con un poco de aceite de oliva.
 
 
Cuando esté dorado le añadimos la cebolla finamente cortada junto con las hojas de laurel.
 
 
Rehogamos unos minutos a fuego medio la cebolla hasta que se haga y quede transparente. En ese punto cubrimos con el caldo de carne y dejamos a fuego suave media hora moviendo de vez en cuando para que no se pegue.
 
 
Hacemos un "majaíllo" con los ajos, las almendras, el pan y un par de clavos. Lo añadimos al cordero y seguimos manteniendo al fuego hasta que la salsa quede bien hecha y el cordero muy tierno. 
Si es necesario podemos añadir un poco de caldo durante la cocción.
 
 
Probamos para rectificar de sal o pimienta y servimos bien caliente acompañado de unas patatas fritas.