Como conservar el jamón sierra de las villuercas

Cuantas veces nos preguntamos como conservar el jamón ibérico sierra de las villuercas, cuando después de abrirlo y guardarlo, descubrimos que al día siguiente o a los dos días, aparece una blanca capa de moho. Esta capa de moho nos obliga a desechar una buena parte del jamón. No siempre es fácil evitar esto por muchos trucos que existan, ya que normalmente depende de factores que no podemos controlar. Sobre todo hablamos de la humedad ambiental, que es la que permite, que proliferen estos mohos que tanto nos incomodan.

 

como conservar el jamón una vez empezado

 

Estos trucos de como conservar el jamón pasan por: colocar un film plástico al corte y evitar así el contacto con el aire, una lamina de papel de aluminio, frotar de aceite el corte, e incluso una hoja de papel de cocina. Pero estos trucos no suelen dar el resultado deseado ya que unos secan mucho el jamón y otros alteran el sabor de los primeros cortes.

Lo que nosotros recomendamos es el clásico, seguro que lo habéis escuchado o hecho alguna vez. Sin duda alguna, lo mejor es reservar unas lonchas de grasa, no muy gruesa para que se amolden al corte y posteriormente lo tapamos con un trapo de algodón no muy grueso, de esta forma entrará menos humedad y oxigeno a nuestro jamón sierra de las villuercas y su corte no se vera alterado ni en aspecto ni en sabor.

Pero esto no siempre es así, en ocasiones tomando todas las precauciones y cuidados adecuados, el dichoso moho ataca de nuevo. Es cuando tenemos que plantearnos en que lugar de la casa tenemos el jamón. Un fallo muy común es tenerlo en la cocina al lado del fregadero humeante de vapor, otro sitio donde nos queda muy bien es encima de la lavadora, que irradia humedad continuamente. Evita estos lugares, si es posible en un lugar fresco y seco lejos de cualquier foco de humedad, que normalmente es donde lo tenemos.

 

como conservar el jamón

 

Como conservar el embutido sierra de las villuercas

Si eres de los que te gusta tener una caña de lomo ibérico, chorizo o salchichón en la despensa de tu casa, debes tener ciertas cosas en cuenta. Primero no le quites la piel a todo, sólo a lo que vas a comer, esto parece algo evidente, pero en ocasiones he visto lo contrario. Guarda las cañas en un lugar sin luz, fresco y seco, una alacena o despensa es ideal. Todos los embutidos ibéricos, pero en especial el salchichón sufre transformaciones tanto en su color, como en su sabor, si están expuestos a la luz durante cortos periodos de tiempo. Sella el corte con un film de plástico y envuelve la caña con un trapo de algodón. Y sobre todo no las cuelgues al lado de la cocina, mantenlas en posición horizontal en la despensa, los cambios de temperatura acabarán deteriorando el sabor, la textura e incluso diluyendo la grasa, si se trata de embutido ibérico de bellota.

Esperamos que todos estos consejos y trucos, de como conservar el jamón y embutidos ibéricos, te sirvan para disfrutar al máximo de nuestros productos.