El jamón ibérico es uno de los productos mas versátiles en la cocina, revueltos, rellenos, pinchos, croquetas, etc. siempre estarán mejor, si el jamón es un jamón de calidad.

Ingredientes:

1.- Taquitos de Jamón ibérico o curado 150 gramos.

2.- Una cebolla pequeña o media grande                              

3.- Dos cucharadas de Aceite de Oliva Virgen.

4.- 400 ml de leche

5.- 200 ml de nata

6.- 3 cucharadas de harina  (Sobre 70 gramos)

7.- Una pizca de nuez moscada

8.- Sal

9.- Un diente de ajo (opcional)

                                                                            

 

Para el rebozado:

1.- Pan rayado

2.- Dos huevos

3.- Harina

 Elaboración:

Poner la leche, la nata y el jamón ibérico en un cazo a fuego lento durante 20 minutos intentando que no hierva.

En una sartén grande echar el aceite, que cubra el fondo, echar la cebolla picadita y el ajo muy picado y esperar a que se pochen a fuego lento.

Añadir la harina y remover continuamente, dejar la harina haciéndose mínimo 10 minutos, para que se cocine y no sepa a harina cruda.

Agregar poco a poco la leche, la nata, el jamón y la nuez moscada. Importante probar de sal y si está muy soso echarle una pizca, remover la masa a fuego lento unos 10 minutos más.

Cuando este la masa fría meterla en el frigo.

 Para el Rebozado:

Con dos cucharas hacemos la forma de las croquetas. Las pasamos por harina, luego por el huevo y por último el pan rallado. Las sumergimos en el aceite hirviendo y cuando estén doradas las pasamos a un plato con papel absorbente.

Otro truco es echar la masa en una fuente y cortar dados que luego rebozaremos.

También podemos hacerlas con un rebozado más gordito, la forma es pasarla por pan rallado, huevo y otra vez pan rallado.

 Y por último un consejo de congelación, si tenéis un congelador grande congelarlas en una fuente separadas y al día siguiente ya podéis meterlas en una bolsa, así no se pegarán unas a otras.