Preparación del pincho de morcilla patatera:

Comenzaremos la sencillísima preparación de estos pinchos de morcilla patatera iberica, sacando la pulpa de la morcilla patatera de la tripa y untándola en las rebanadas de pan (este puede ser pan tostado del comprado o tostarlo nosotros en casa, eso sí, si lo hacemos en casa las rebanadas deben ser muy finitas).
Una vez que tenemos todos los panes untados de la morcilla patatera, metemos los pinchos en el horno caliente unos segundos, el tiempo justo para que la morcilla patatera se caliente y, nada más que veamos que comienza a soltar las primeras grasas, los retiramos del horno.
Colocamos los pinchos de morcilla patatera en una fuente bonita para presentar, y las regamos con un churrito de miel mil flores o de bosque( la que más nos guste)... Listos para llevar a la mesa y disfrutar de sus contrastes de sabor y textura.