INGREDIENTES:

  • 2 solomillos de cerdo
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajos
  • 1 trozo de pimiento verde
  • 1 trozo de pimiento rojo
  • Perejil
  • Tomillo
  • Pimienta negra en grano
  • Aceite
  • 1 vaso de vino blanco
  • 30 gr. de queso que fundan bien o un chorrito de nata                   

                                                                                                                                         

PREPARACIÓN:

Doramos en una cazuela con un poco de aceite de oliva el solomillo a fuego lento. Cuando esté dorado se aparta y se reserva.

En el mismo aceite en el que hemos frito el solomillo, hacemos la salsa pochando la cebolla, los pimientos y los ajos, todos ellos troceados.

Cuando esté rehogado, blandito y dorado,añadimos el vino con el fuego al máximo, las especias y el queso.

Dejamos cocer a fuego fuerte, para que el alcohol del vino se evapore bien, y bajamos al fuego, a fuego lento, hasta que la salsa haya reducido.

Trituramos la salsa con la batidora. Troceamos el solomillo y le damos un hervor junto con la salsa triturada. Listo, llevamos nuestro solomillo de cerdo con salsa cebolla y queso inmediatamente a la mesa.