Hoy toca una receta que a los niños les encanta y se puede buscar la ayuda de ellos.

Lo primero de todo, vamos a dar las gracias a canalcordero.com por enseñarnos tantas recetas diferentes y ricas con la carne de cordero, hacen una gran labor enseñando los distintos cortes que se pueden hacer en este producto y la versatilidad que tiene esta carne.

Ingredientes

  • 4 filetes muy finos de carrillón (cuello de cordero deshuesado)
  • 4 lonchas de queso
  • 4 lonchas de jamón
  • 1 huevo batido
  • Harina
  • Pan rallado
  • Hojas verdes
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  1. Salpimentamos los filetes y disponemos sobre cada uno una loncha de queso y otra de jamón. Enrollamos sobre si mismo, prensando el interior a cada vuelta.
  2. Los pasamos por harina, huevo batido y pan rallado; freímos cada flamenquín en abundante aceite de oliva a temperatura media hasta dorar su exterior de manera homogénea. Retiramos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa adherida. Si lo prefieres, se puede hacer al horno.
  3. Servimos con alguna ensalada de hojas verdes.

Consejos

Este corte es ideal para hacer esta receta, es una de las partes más jugosas del cordero, dile a tu carnicero o a nosotros que te lo deje bien fino ya que al rellenarlo y enrollarlo aumentara considerablemente su tamaño. A la hora de freír el flamenquín hazlo a temperatura media, ya que si está muy fuerte se dorará por fuera y quedará crudo por dentro.